Las cartas de los Mongergi, de Geetha Iyer – Especial Calvino X

Geetha Iyer nació en la India, creció en los Emiratos Árabes Unidos, y posteriormente ha residido en otros países como Estados Unidos y Panamá. Sus relatos, poesías y textos de no ficción han aparecido en diversas publicaciones y la han hecho acreedora de premios tanto de poesía como de ficción breve. Y yo la descubrí gracias a uno de estos premios.

El Italo Calvino Prize es un galardón convocado anualmente por la University de Louisville y concedido a obras de ficción que se caracterizan por hacer gala de esa fabulación experimental tan característica del escritor italiano. Entre los nombres de los finalistas de las diversas ediciones hay algunos que es muy posible que os suenen, como Sofia Samatar, Carmen Machado o E. Lily Yu. Y, en 2013, el premio recayó en el relato de Geetha que tengo el placer de presentar aquí.

Tal como decía, Las cartas de los Mongergi (The Mongerji Letters) ganó la edición de 2013 del Italo Calvino Prize, en un año en que la decisión estuvo en manos de todo un maestro del relato breve, el norteamericano Tobias Wolff, que lo escogió porque, según sus propias palabras, a Calvino le hubiese encantado su alcance imaginativo, a un mismo tiempo juguetón y serio; y porque es un himno a la imaginación y un estremecimiento atemorizado ante las fuerzas mundanas que amenazan con arrollarla y destruirla. En 2014, el cuento apareció en Orion Magazine, publicación sobre ecología y naturaleza, y asimismo se reimprimió en la revista literaria Salt Hill. Posteriormente también sería incluido en la entrega de 2016 de la serie de antologías anuales The O. Henry Prize Stories, que recogen los mejores relatos publicados en inglés en revistas literarias.

Espero que disfrutéis con esta nueva entrega del Especial Calvino que ya enfila su recta final. Y, por supuesto, muchísimas gracias a Geetha por todas sus aclaraciones y por permitirme compartir este cuento con todos vosotros. Por cierto, Geetha se defiende perfectamente en español, así que en esta ocasión me limitaré a decir, ¡muchísimas gracias por tu delicioso relato, Geetha!

ACTUALIZACION I: Ya tenéis disponible aquí el ebook de este cuento en los formatos para e-book de costumbre (EPUB, FB2 y MOBI), cortesía como siempre de mis amables colaboradores Jean y Johan. Gracias a ambos.

                       Descargar Las cartas de los Mongergi DOC
                                Descargar Las cartas de los Mongergi PDF

Las cartas de los Mongergi

Geetha Iyer

Desde la caída de una de las últimas dinastías de la era común y del subsiguiente fin de la propia era, los historiadores han tratado de localizar a descendientes tanto de la familia Mongergi como de los escribas que, a su servicio, recogían muestras de flora y fauna por todo el mundo. El único testimonio descubierto hasta el momento son las cartas que se transcriben a continuación. Los autores de estas misivas son el señor Mongergi, su esposa, Kavita, y dos de los tres hijos de la familia; todas van dirigidas a un tal señor Chappalwala, que se cree fue el último de los escribas de los Mongergi. Los archivistas continúan buscando la otra mitad de la correspondencia, la escrita por el señor Chappalwala.

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

7 de septiembre de —18

Mi joven señor Chappalwala:

En esta ocasión desearía que la prolongada correspondencia entre nuestras dos familias consistiese más bien en transacciones cara a cara. Su carta comunicándome el fallecimiento del señor Chappalwala ha supuesto un fuerte golpe para todos nosotros. Mi señora no ha dicho ni diez palabras, y hasta los niños están alicaídos, afectados por la profunda pena de sus padres. Incluso ahora se me hace cuesta arriba escribiros, acusar recibo de esta entrega y tratar de nuestras prolongadas relaciones comerciales.

No obstante lo cual, el oso polar que ha introducido en el sobre interior apunta a que está interesado en continuar con el negocio familiar. Ese primer estallido de dientes y burbujas de aire cuando la criatura me lanzó un mordisco a la cara… ¡qué estilo! Ese día aprendí a nadar a espalda… Nos llevó una semana achicar el agua del océano Ártico del salón y volverla a introducir en el sobre.

Doy gracias porque nuestro pequeño de tres años estaba en el cuarto de los niños cuando liberé su captura, lo que le permitió ahorrarse su primer chapuzón. Mientras tanto, la mediana estaba hasta tal extremo cautivada por su envío que se puso una escafandra y se zambulló en el agua. Se quedó allí sin salir durante horas. Ya empezábamos a pensar si la habríamos perdido, pero a la postre, cuando el salón ya estaba casi seco, mi señora tuvo el inspirado impulso de buscar en el interior de la vasija funeraria del rincón. Vertimos los últimos restos de océano en el sobre ya a punto de reventar y agarramos a nuestra hija por los tobillos cuando intentó colarse a continuación.

Mi señora sigue contrariada. Una vez pasada la impresión inicial me dijo, «Me encantaría tener ahora mismo frente a mí a ese joven», aunque no estoy seguro de si quería reprenderle por ese espécimen tan impetuoso que ha capturado o expresarle sus condolencias. No dejaba de abrazar a nuestro hijo mayor, así que tal vez se tratase de esto último. Tal como quizás ya sepa, será él quien herede la colección Mongergi y quien un día me releve en esta nuestra correspondencia. A él no le gustó el oso (me da la impresión de que tal vez lo asustara), pero también creo que aprenderá a apreciar el gusto de usted tal y como yo aprendí a apreciar el de su padre.

[No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Especial Italo Calvino, Fantasía, Relatos, Relatos especial Italo Calvino | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Resultados tercera encuesta anual de Cuentos para Algernon

Tras haber publicado el tercero de los cuentos que se ha ganado un lugar en este blog como consecuencia directa de los resultados de la tercera encuesta anual, creo que es un buen momento para dar a conocer los primeros clasificados en la misma. Como en años anteriores, voy a limitarme a los cuatro autores y relatos más votados.

Relato favorito (125 votos):

1º: La llave del gabinete de la noche, de Jeff Noon y Ulder, de Vajra Chandrasekera (ex aequo)

3º: Re: Re: Re: Re: Re: El microondas de la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido del espacio-tiempo, de Charles Yu

4º: Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo humano, de James Alan Gardner

Autor del que más os apetecía leer otro relato (133 votos):

1º: Tim Pratt

2º: Vajra Chandrasekera

3º: Mike Resnick

4º: Alastair Reynolds

Tal como ya habéis podido comprobar, tras estos resultados hemos vuelto a tener en Cuentos para Algernon relatos de Jeff Noon (No Res), Vajra Chandrasekera (El umbral y el dique) y Tim Pratt (Pequeños dioses), así que por mi parte considero que he cumplido. Gracias a todos los que participasteis en la encuesta y, por supuesto, mi muy especial agradecimiento a Jeff, Vajra y Tim, por cederme sus nuevos relatos para celebrar su triunfo.

Publicado en Encuestas, Varios | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El umbral y el dique, de Vajra Chandrasekera

Vajra Chandrasekera vuelve de nuevo por aquí gracias a que Ulder fue el ganador (ex aequo con La llave del gabinete de la noche, de Jeff Noon) de la 3ª encuesta anual en el apartado de relato favorito, aunque en esta ocasión lo hace con un cuento un poco más extenso. Durante el año y medio transcurrido desde la publicación de Ulder en Cuentos para Algernon, los relatos de Vajra han continuado apareciendo en diversas publicaciones, y el nombre de este autor de Sri Lanka va siendo cada vez más conocido dentro del género; a modo de ejemplo tan solo mencionaré que una de sus obras ha sido incluida en la lista preliminar de candidatos a los premios BSFA de 2016 anunciada tan solo hace una semana.

El umbral y el dique (The Sill and the Dike) se publicó por primera vez en 2015 en la revista Nightmare, donde está disponible tanto en formato texto como audio. Posteriormente ha aparecido en Great Jones Street (el Netflix de la ficción breve, según su propia descripción), y también en una antología en lengua alemana.  Si leéis en inglés, creo que os puede resultar interesante pasar por el blog de Vajra donde, tomando como punto de partida los problemas con los que se encontró el traductor alemán (prácticamente los mismos que he tenido yo) plantea algunas interesantes reflexiones. Allí también encontraréis la explicación del título de este cuento, que no es nada evidente. En cualquier caso, confío en que El umbral y el dique os guste tanto como Ulder.

Por último tan solo quiero felicitar a Vajra por su éxito en la encuesta y darle las gracias, no solo por cederme este segundo cuento, sino también por aclarar amable y pacientemente todas mis dudas sobre el relato y su traducción. Thanks a million, Vajra!

ACTUALIZACION I: Ya podéis descargar aquí el fichero con los formatos habituales para ebook (EPUB, FB2 y MOBI). Muchas gracias una vez más a Jean y Johan por su colaboración.

                        Descargar El umbral y el dique DOC
                        Descargar El umbral y el dique PDF

El umbral y el dique

Vajra Chandrasekera

 Mi abuela murió cuando yo tenía siete años y los invasores atacaron la aldea. Sus rifles largos empezaron a disparar como salidos de la nada, destruyendo paredes y despedazando cuerpos. Padre me empujó al suelo y me protegió con su cuerpo, y ni vi morir a mi abuela ni me percaté de que madre había desaparecido hasta terminada la incursión. Padre se incorporó y miró afuera con cautela; gritos de angustia y consternación brotaban por doquier, y a mí todavía me zumbaban los oídos del ruido de los disparos. Parecía como si el mundo estuviese envuelto en un velo de humo y careciese de nitidez. Los ojos me escocían.

Padre cogió un puñado de tierra, se lo acercó a la cara y le musitó algo antes de arrojarlo de nuevo al suelo. El humo se orientó, girándose hacia él y adoptando la forma de unas alas grises. Cuando padre salió el humo lo acompañó.

Se oyeron más gritos. Me arrastré hasta la puerta y escudriñé el exterior, pero no vi nada.

Al cabo, padre regresó. Tenía las manos rojas, bañadas de sangre, pero vacías. Se agachó a mi lado y miró hacia el interior, hacia donde mi abuela todavía yacía con las costillas destrozadas, los ojos y la boca abiertos en un grito final, y suspiró.

—Se han llevado a tu madre —dijo, acariciándome el cabello. La sangre me chorreó lentamente por la parte posterior de la cabeza y lo apelmazó.

—¿Por qué? —pregunté. Yo estaba en esa edad en la que todo eran interrogantes: ¿por qué el cielo era azul?, ¿por qué atacaban Vilacem?, ¿qué querían los invasores?

Padre no me dio más explicaciones. Su mano había quedado inerte sobre mi cabeza. [No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Ciencia Ficción, Fantasía, Fantasía oscura, Relatos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Lecturas recomendadas X (enero 2017)

Con algo de retraso ya está aquí una nueva entrada con algunas de mis mejores lecturas del último trimestre de 2016: dos novelas cortas, dos colecciones de cuentos y dos novelas más extensas.

. El barón Bagge, de Alexander Lernet-Holenia (Siruela): Una pequeña joyita de la literatura fantástica de un escritor austriaco tal vez más conocido por sus novelas de corte realista. Durante la Primera Guerra Mundial, una avanzadilla de la caballería del ejército austro-húngaro se adentra en territorio enemigo a la búsqueda de unos muy esquivos soldados rusos. Esta peripecia bélica se entremezcla con una hermosa historia de amor, todo ello envuelto en un halo creciente de irrealidad y extrañeza, para terminar desembocando en un final redondo. En sus menos de cien páginas, esta novela corta publicada en 1936 acumula muchísimos más méritos que la mayoría de los tochos de hoy en día.

. The Warren, de Brian Evenson (Tor.com): De las últimas novelas cortas publicadas por Tor.com que he tenido ocasión de leer, esta es sin duda la que más me ha gustado. El protagonista, X,  despierta sin saber quién es, y con varias personalidades más metidas en su mente. A partir de esta premisa y en un entorno de ciencia ficción, Evenson irá proporcionando poco a poco la información necesaria para que The Warren resulte una obra, tal vez no muy sencilla de leer, pero intrigante y muy disfrutable.

. Sonny Liston fue mi amigo, de Thom Jones (Muchnik Editores): De nuevo ha hecho falta que su autor falleciera para que diese una oportunidad a un libro que llevaba mucho tiempo en la pila (tan solo diré que lo pagué en pesetas), y que tras su lectura me ha quedado claro merecía haber sido leído mucho antes. Los cuentos de esta colección están protagonizados por boxeadores, soldados, pacientes de hospitales mentales, adictos a las drogas, bebedores, enfermos…; algo que no resulta demasiado sorprendente tras leer la biografía de Jones: marine, boxeador, alcohólico, problemas de salud mental… hasta que de improviso ganó el National Book Award con su primera colección de cuentos. Premio que tras leer los relatos de este volumen (el tercero que publicó) estoy convencida fue merecido, dado que las doce historias aquí contenidas son duras y profundas, tan pronto sórdidas como poéticas, y con un par de líneas consiguen que pasemos de la sonrisa (porque el humor abunda, aunque bastante negro) al estremecimiento. Y algunos de los cuentos («Tarántula» o «Ratones», por mencionar un par de ellos) se quedan grabados a fuego en la memoria.

. Coulrophobia & Fata Morgana, de Jacob M Appel (Black Lawrence Press): Descubrí a este autor durante mi búsqueda de material para el especial dedicado a Italo Calvino, porque sus cuentos acostumbran a figurar entre los finalistas del premio convocado por la University de Lousville como homenaje al autor italiano. Y tras leer un buen puñado de ellos, no me sorprende lo más mínimo, ya que la mayor parte de sus relatos no solo están bien escritos sino que rebosan imaginación y originalidad.  Aunque es frecuente que tengan un componente fantástico (os podéis encontrar muertos que vuelven a la vida, extraterrestres, fantasmas…) no es el caso en la mayor parte de los recopilados en este volumen, pero eso no quita para que en mi opinión tanto este libro como este autor merezcan ser destacados aquí.

. Elysium, de Jennifer Marie Brisset (Aqueduct Press): Una breve (menos de 200 páginas) pero ambiciosa novela de ciencia ficción apocalíptica con una estructura un tanto compleja: la trama avanza a saltos, y los personajes van mutando entre los distintos episodios que en ocasiones se repiten con distintos protagonistas y en circunstancias diferentes. A pesar de que al principio resulta un tanto desconcertante y exigente, la historia engancha y al final todas las piezas encajan. Jennifer Marie Brisset debutó con esta novela, que fue finalista de los premios Locus y Tiptree, y recibió una mención especial en los Philip K. Dick. Una escritora a seguir y una original novela muy recomendable.

. Underground Airlines de Ben H. Winters (Mulholland Books): Supongamos que Lincoln hubiera sido asesinado antes de tomar posesión y que la Guerra Civil Americana nunca hubiese llegado a tener lugar. Esta es la premisa de la que parte esta novela situada en un presente en el que la esclavitud sigue siendo legal en cuatro estados estadounidenses. Con este telón de fondo, el protagonista, un antiguo esclavo negro reclutado por el gobierno para atrapar esclavos fugados, debe enfrentarse a un caso que resulta no ser lo que aparentaba en un principio. Una novela muy interesante, no tanto por su componente de thriller, sino sobre todo por la descripción de cómo una hipócrita sociedad se las apaña para convivir con esta situación sin sentirse demasiado culpable, y las repercusiones de la misma, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, en los distintos ámbitos: político, económico, social…

Y en esta ocasión quiero terminar destacando un par de películas porque, si bien 2016 me ha parecido un año flojísimo en cuanto a estrenos cinematográficos, lo he cerrado con dos películas estupendas que han conseguido hacerme olvidar todas esas obras prescindibles vistas durante los meses anteriores. Así que, aprovechando que todavía están en cartel, no os perdáis Patterson, de Jim Jarmusch, ni Animales nocturnos, de Tom Ford.

Publicado en Recomendaciones, Varios | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios