Lecturas recomendadas XVI (julio 2018)

Antes de comenzar, me gustaría recomendar muy especialmente las dos últimas antologías editadas por Mariano Villarreal: El viento soñador y otros relatos, dedicada a la fantasía, y Ciudad nómada y otros relatos, centrada en la ciencia ficción. Si el estupendo criterio que ha demostrado Mariano en anteriores recopilaciones no os parece suficiente garantía, espero que os termine de convencer el que en ellas podéis encontrar relatos inéditos de seis autores de este blog. Y pasemos al resto de títulos:

. La tarde dorada, de Andrzej Sapkowski (Bibliópolis; traducción de José María Faraldo; ilustraciones de Emilio y Jesús Gallego): Aunque esté narrada por el gato de Cheshire, comparta protagonistas con Alicia en el País de las Maravillas y tenga unas preciosas ilustraciones, esta breve novelita (más bien relato largo) no es en absoluto un libro infantil. Con su habitual humor mordaz, el autor polaco se marca una hilarante vuelta de tuerca del clásico de Lewis Carroll, salpicándola de detalles reales de la vida del propio Carroll (que además tiene una aparición estelar como un personaje más), y en la que, a pesar de su brevedad, cabe incluso una buena dosis de psicoanálisis. Muy divertida y recomendable.

. Selected Stories, de Mark Valentine (The Swan River Press): Una antología de relatos verdaderamente deliciosa. La mayoría de los cuentos que he leído de este autor transcurren en regiones pertenecientes a los grandes imperios de los siglos XIX y XX, en muchos casos durante los estertores de los mismos, y así ocurre con gran parte de los recogidos en este volumen. En muchos de ellos está presente un componente, si no de fantasía al uso, más bien de extrañeza, aunque no en todos. Lo que sí comparten todos ellos es una atmósfera evocadora, una prosa cuidadísima y un tanto arcaica, una sutil ironía y unas historias melancólicas protagonizadas por personajes bastante corrientes, e incluso anodinos. Con estos elementos, el autor compone pequeñas maravillas como «The Mascarons of the Late Empire», «The Bookshop in Nový Svet» o «The Dwan at Tzern», por citar algunos de mis favoritos. Por desgracia, creo que Valentine está inédito por aquí. Ojalá alguna editorial se anime pronto a traducirlo, porque realmente lo merece.

. And Then There Were (N-One), de Sarah Pinsker (Uncanny Magazine): Sin duda una de las novelas cortas que más he disfrutado en bastante tiempo. Esta historia de ciencia ficción se desarrolla en una convención que se celebra en un hotel aislado, y a la que son invitadas docenas de Sarahs Pinsker de distintos universos alternativos, todas ellas con muchos puntos en común, pero con vidas que se han bifurcado en algún momento más o menos lejano. Durante la convención, una Sarah Pinsker es asesinada, y la asesina tiene que haber sido otra de las Sarahs Pinsker allí presentes. La protagonista es una Sarah Pinsker que trabaja como investigadora para una agencia de seguros, y a la que se le pide resuelva el caso. Pero el misterio y la investigación es un mero mcguffin, y lo que se disfruta realmente es todo el juego que le da a la autora la premisa de ciencia ficción de la historia. Original, divertida y merecedora de todas las nominaciones (Hugo, Nebula, Locus y Sturgeon) que está recibiendo. Y se puede leer gratuitamente online.

. Los virreyes, de Federico de Roberto (El Acantilado, traducción de J. R. Monreal): Si os gusta El gatopardo, de Giuseppe Lampedusa, que no se os escape esta novela mucho menos conocida pero no por ello menos interesante. Por sus más de 700 páginas pasan los miembros de tres generaciones de una familia aristocrática de Sicilia durante la segunda mitad del siglo XIX. Todos ellos irán capeando, cada uno como mejor puede y sin reparo alguno a la hora de zancadillearse entre ellos, los drásticos cambios que se sucedieron en Italia durante esas décadas tan críticas en la historia del país. Una novela coral, con personajes muy bien construidos y una prosa exquisita (al menos en la traducción, que me ha parecido soberbia). Y lo dice alguien que no siente predilección por la novela histórica.

. Ill Will, de Dan Chaon (Ballantine Books): Sin llegar a ser una novela de terror, esta es una historia inquietante y muy oscura, de ahí su nominación a los premios Shirley Jackson. Su protagonista (aunque existen varios narradores y líneas temporales) es un psicólogo con dos hijos, cuyos padres fueron asesinados siendo él un niño. Su hermano adoptado, que fue acusado del crimen, sale ahora de la cárcel, treinta años después, tras haber quedado demostrada su inocencia. Y justo también ahora comienzan a producirse una serie de muertes que podrían estar relacionadas entre sí y también con aquel crimen. Sectas satánicas, drogas, personajes traumatizados, complicadas relaciones familiares, sentimientos de culpabilidad y mucho más se entremezclan en esta historia que engancha, que se permite experimentos formales en algunas de sus partes, y que cuenta con un protagonista muy bien perfilado aunque, como iremos descubriendo, no muy confiable.

. The Box Jumper de Lisa Mannetti (Smart Rhino Publications), e Infiltrado, de Connie Willis (Ómicron, traducción de Pedro Jorge Romero): La costumbre de elegir libros al azar de entre los que llevan años olvidados en la pila me ha llevado a encontrarme leyendo casi en paralelo dos novelas cortas en las que sus protagonistas tratan de desenmascarar y dejar en evidencia a falsos médiums. Además, en ambas desempeñan papeles importantes personajes reales. Hasta aquí las semejanzas, porque a partir de ahí las dos autoras optan por planteamientos radicalmente distintos. La novela de Mannetti, finalista de los premios Shirley Jackson y Bram Stoker, está protagonizada por Houndini, aunque narrada por la que es su ayudante y mano derecha. Con un tono oscuro y una estructura compleja y fragmentada que obliga al lector a estar muy atento, cuenta con el aliciente de la aparición de Arthur Conan Doyle, un tanto crédulo en relación a estos asuntos, como bien sabemos. Por el contrario, la novela de Willis es amena y nada exigente, tiene bastante humor y puede ser disfrutada por cualquier lector, de ahí que no resulte sorprendente su premio Hugo en 2006. Si tuviera que elegir una, me quedaría sin ninguna duda con la de Mannetti, pero reconozco que el morbo de la comparación odiosa me ha hecho disfrutar más de la lectura de ambas, además de haberme llevado a incluir la novela de Willis en esta entrada. En resumen, dos obras muy distintas sobre un mismo tema, aunque ambas pueden tener su momento y público, que en el caso de la segunda ni siquiera tiene que ser aficionado al género.

 

Voy a cerrar esta entrada con varias recomendaciones cinematográficas, aunque ajenas por completo al género. Recientemente he disfrutado de mi ciclo privado de grandes musicales clásicos desconocidos (para mí), que me ha permitido descubrir algunas joyitas que en mi opinión no son tan conocidas como se merecen. Tal vez no lleguen al nivel de Cantando bajo la lluvia (mi musical favorito), pero El pirata (Vincent Minnelli), Bésame Kate (George Sidney) o Siempre hace buen tiempo (Stanley Donen y Gene Kelly) me han hecho pasar unos ratos estupendos. Y, como colofón, el documental Érase una vez en Hollywood. Solo por contemplar la única ocasión en que Gene Kelly y Fred Astaire bailaron juntos, o a Cary Grant o Clark Gable en números musicales, ya merecería la pena; pero es que ofrece mucho más.

Y una segunda recomendación cinematográfica. Eva quiere dormir, de Tadeusz Chmielewski, es la película que en 1958 le arrebató la Concha de Oro del festival de cine de San Sebastián a Vértigo, de Alfred Hitchcock. Tal vez se deba a esto el que este film polaco sea visto con malos ojos por algunos críticos, pero a mí (que confieso no ser una gran fan de Vértigo) me ha parecido una peliculita divertida y muy disfrutable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recomendaciones, Varios y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lecturas recomendadas XVI (julio 2018)

  1. manuti dijo:

    Me apunto Los virreyes si no para mí, lo mismo para regalarlo. Y el de Dan Chaon no me apetece pero el relato que publicaste por aquí era muy bueno … así que no sé.

    • marcheto dijo:

      Los virreyes no es una novela para cualquiera, pero es excelente. Si tienes que hacer un regalo a alguien a quien le haya gustado El Gatopardo estoy casi segura de que le encantará.
      De Dan Chaon han sido dos los relatos que ya hemos tenido por aquí (Pequeña América y Las abejas), no sé cuál es en concreto al que te refieres, porque los dos son muy buenos. 😉 La novela es distinta, pero tal vez guarde más semejanzas con Las abejas.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.