Cisne negro, de Bruce Sterling – Especial Calvino (y XI)

Bruce Sterling es un escritor estadounidense que seguro que casi todos conocéis, ya que a lo largo de sus más de cuarenta años de carrera ha publicado numerosas novelas, relatos y ensayos; ha editado antologías; ha ganado algunos de los premios más importantes del género, como el Hugo y el Locus; y además fue uno de los fundadores del cyberpunk.

Aunque su obra se encuadra principalmente en la ciencia ficción y no es especialmente calviniana, Bruce Sterling es un gran admirador de Italo Calvino, al que descubrió a los catorce años cuando se cruzó con Las cosmicómicas en una pequeña biblioteca de Texas. Si os manejáis con el inglés, os recomiendo que leáis aquí  el discurso que pronunció en Milán en 2002 durante un homenaje a Calvino, un escritor que, según sus propias palabras, «estaba en este mundo, pero no era de este mundo».

Cisne negro (Black Swan,  que podéis escuchar en StarShipSofa) es un relato de ciencia ficción que se publicó originalmente en 2009 en la revista italiana Robot Fantascienza con el título Cigno Nero. Ese mismo año apareció también ya en inglés en Interzone, y desde entonces ha sido seleccionado para numerosas antologías, incluidas las recopilaciones de lo mejor de 2009 editadas por Jonathan Strahan, Gardner Dozois, y Kathryn Cramer y David Hartwell. Asimismo, fue uno de los finalistas de los galardones Sidewise (que premian las mejores ucronías), en la misma edición en la que se impuso otro cuento del blog, La fijación, de Alastair Reynolds.

Este cuento tal vez sea el menos calviniano de todos los aparecidos en este especial,  pero tras leerlo creo que entenderéis el motivo por el que lo he elegido como colofón del mismo. Porque, así es, con esta obra doy por finalizado mi particular homenaje a Calvino. Espero que estas once entregas os hayan gustado y hayan conseguido que os entraran ganas de descubrir, o releer si ya lo conocíais, al propio homenajeado.

Aprovecho la ocasión para de nuevo dar las gracias a todos autores que han cedido sus textos para este homenaje y, como es lógico, muy especialmente al del cuento que podéis leer a continuación. Thanks a million, Bruce!

                                   Descargar Cisne negro DOC
                                       Descargar Cisne negro PDF

Cisne negro

Bruce Sterling

Un periodista ético protege a sus fuentes confidenciales, así que yo protegía a «Massimo Montaldo», aun sabiendo que ese no era su verdadero nombre.

Massimo franqueó las altas puertas de cristal arrastrando los pies, dejó caer la bolsa de viaje, que golpeó el suelo con un ruido sordo, y se sentó al otro lado de la mesa. Habíamos quedado donde siempre: en el interior del Caffe Elena, un local acogedor y sombrío que da a la mayor plaza de Europa.

El Elena tiene dos salones angostos y solemnes como féretros de caoba, de elevado techo rojo. Por el pequeño establecimiento han pasado bastantes transeúntes en apuros. Massimo nunca me había confiado sus problemas personales, pero resultaban evidentes, como monos que hubiese colado en el café de tapadillo escondidos bajo la ropa.

Al igual que el resto de hackers del mundo, Massimo Montaldo era brillante. Siendo como era italiano, se esforzaba por mantener un aspecto impecable. Su atuendo de viaje era a prueba de manchas y arrugas: una chaqueta negra de lana merina, una camisa negra de algodón de marca americana, y pantalones estilo cargo asimismo negros. También lucía unas zapatillas deportivas negras, de ninguna marca que yo fuera capaz de reconocer, con suelas revestidas por unas extrañas burbujas.

Estas zapatillas de suelas esqueléticas estaban medio destrozadas, y se mantenían enteras gracias a que llevaban atados a su alrededor unos cordones de cuero sin curtir sacados de alguna bota.

A juzgar por su acento suizo-italiano, Massimo había pasado mucho tiempo en Ginebra. En cuatro ocasiones me había filtrado secretos relacionados con chips: flamantes dibujos técnicos, extraídos al parecer de solicitudes de patente suizas. Sin embargo, en las diversas agencias de Ginebra no había constancia de las mismas. Ni de ningún «Massimo Montaldo». [No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Ciencia Ficción, Especial Italo Calvino, Especiales, Relatos, Relatos especial Italo Calvino, Ucronía, Universos paralelos | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Lecturas recomendadas XI (abril 2017)

Vamos allá un trimestre más con algunos de los libros con los que más he disfrutado últimamente:

. El Destino del Barón Von Leisenbohg, de Arthur Schnitzler (El Acantilado): Deliciosa recopilación de cuentos de este escritor y médico vienés que vivió a caballo entre los siglos XIX y XX. Tal vez las obras de Schnitzler más conocidas sean aquellas que han sido llevadas al cine: La ronda, adaptada por Max Ophüls en 1950, y más recientemente Relato soñado, que sirvió de base a Stanley Kubrick para la que fue su última película, Eyes Wide Shut. Pero aunque estos relatos tal vez no sean tan conocidos, son unas piezas exquisitas en las que el autor disecciona con fino bisturí situaciones en apariencia bastante triviales: amores no correspondidos, infidelidades reales e imaginarias, venganzas, amistades, destinos incontrolables… Eso sí, son cuentos sin contenido fantástico, salvo tal vez en el que da título a este volumen y que además es mi favorito del mismo. Si os gusta Stefan Zweig, por ejemplo, no dejéis de darle una oportunidad a Schnitzler, que seguro que también os convence.

. The End of the End of Everything, de Dale Bailey (Arche Press): Interesantísima colección de cuentos de un autor norteamericano que por desgracia no es demasiado conocido por aquí. La mayor parte de las ocho obras del volumen pueden encuadrarse en la ciencia ficción, y en concreto dentro de la variante apocalíptica, ya que el fin del mundo es el telón de fondo de varias de ellas. A pesar de este tema común, los relatos resultan de lo más variado y nada repetitivos, habida cuenta de que unos tienden más hacia la ciencia ficción, otros hacia el terror (con incluso algún toque gore), otros hacia el weird, e incluso hay uno muy stenbeckiano y otro de lo más cinéfilo. El relato que abre el volumen lo podéis leer en español ya que está incluido en dos antologías publicadas por Minotauro: Paisajes del Apocalipsis, antología de relatos sobre el final de los tiempos y Miedo en el cuerpo: 25 años de terror con Valdemar. Espero que os hayáis quedado con ganas de leer a Bailey, porque tengo el placer de anunciar que próximamente tendremos en el blog el cuento más cinéfilo y menos apocalíptico de los que incluye el volumen. 😀

. The Very Best of Fantasy & Science Fiction, Volume 2 (Tachyon Publications): Segunda antología de los mejores relatos publicadas en esta longeva revista a lo largo de sus más de sesenta y cinco años de vida. El resultado es un volumen que incluye veintisiete historias de autores muy populares, y una combinación casi perfecta de clásicos y piezas menos conocidas en la que hay un poco de todo: relatos ligeros, profundos, tristes, siniestros y divertidos; ciencia ficción y fantasía; cuentos que, al menos en mi caso, han sido todo un descubrimiento, y otros que ya había leído, pero que siempre es un placer releer. Una gozada de libro.

. El efecto Lucifer: El porqué de la maldad, de Philip Zimbardo (Paidós): Con sus más de 600 páginas, esta obra de no ficción engancha tanto o más que cualquier novela tocho. Su autor es el psicólogo responsable del famoso experimento de la prisión de la universidad de Stanford. Aproximadamente la primera mitad del libro está dedicada al desarrollo del mismo y las conclusiones que se pueden sacar de él; la segunda, a las descripción de otros experimentos con los que guarda una cierta afinidad (como el de Milgram) y al análisis de hechos históricos (holocausto nazi, genocidios, torturas en la prisión de Abu Ghraib…), intentando aplicar las conclusiones de los experimentos analizados para entender cómo personas tan decentes y normales como cualquiera de nosotros se han podido comportar de un modo totalmente inhumano e inmoral. Un libro inquietante y que a mí me ha dado más miedo que muchas novelas de terror.

. Agents of Dreamland, de Caitlín R. Kiernan (Tor.com): Tor.com continúa con su interesante colección de novelas cortas, así que aprovecho para una vez más destacar la que más me ha gustado de las últimas que he tenido oportunidad de leer. En Agents of Dreamland, un agente gubernamental deberá acudir a un rancho en Arizona donde se ha instalado una pequeña secta apocalíptica. Lo que allí se encuentra le impresionará profundamente, y con razón. Durante su investigación contará con la ayuda de una misteriosa mujer que sabe mucho más de lo que le correspondería saber. A partir de estos elementos, la autora construye una intrigante novela corta con toques de ciencia ficción apocalíptica y plagada de referencias al universo de Lovecraft. Se lee en un suspiro, aunque la sensación que deja no sea especialmente placentera. Muy recomendable, sobre todo si sois fans del escritor de Providence, pero también si no lo sois.

. Las chicas / The Girls, de Emma Cline (Anagrama / Random House): Seguimos con sectas. Inspirada por la matanza de Charles Mason, esta novela nos narra cómo, allá por 1969, una insegura adolescente se siente fascinada por una joven algo mayor que ella que vive en una comuna hippy dirigida por un manipulador músico. Esta amistad la llevará a irse integrando cada vez más en esa especie de secta mucho más peligrosa de lo que en un principio podía parecer. Una interesante novela que supone el debut de una joven autora que podría dar mucho juego en el futuro. Yo la he leído en inglés, pero ya está traducida al español por Anagrama.

. Swimmer Among the Stars, de Kanishk Tharoor (Farrar, Straus and Giroux): Cuando al abrir esta colección de relatos de un desconocido autor indio me encontré con una cita de Las ciudades invisibles de Italo Calvino, me dije que aquello empezaba bien. Y no solo empezó, sino que continuó estupendamente. Un puñado de relatos por los que pasan, entre otros muchos personajes, la última mujer que habla una lengua a punto de desaparecer, los representantes de la ONU que se ven obligados a trasladarse a un hotel en el espacio desde donde contemplan cómo sus países van siendo tragados por las aguas, los tripulantes y pasajeros de varios rompehielos atrapados en el hielo, y un par de soldados de una falange de la época del imperio romano. Un autor y un libro que no toman el nombre de Italo Calvino en vano.

 

Y para terminar, una película: La hora incógnita, dirigida nada más y nada menos que por Mariano Ozores. Una pequeña ciudad española ha sido evacuada porque, por un error, sobre ella va a caer un proyectil atómico. Sin embargo, algunas personas no se han marchado por diversos motivos. Una comedia dramática a la que, dada la época en la que se realizó (1963), le sobra moralina, pero que tiene humor, personajes variopintos y castizos (interpretados por un reparto de campanillas) y que supone un peculiar intento de hacer algo distinto en nuestro país, aunque pueda recordar a algunas películas de la época, como La hora final, de Stanley Kramer. Por desgracia, fue todo un fracaso, así que Mariano Ozores tuvo que reconducir su carrera hacia donde todos sabemos.

Publicado en Recomendaciones, Varios | Etiquetado , , , , , , , , | 4 comentarios

Las cartas de los Mongergi, de Geetha Iyer – Especial Calvino X

Geetha Iyer nació en la India, creció en los Emiratos Árabes Unidos, y posteriormente ha residido en otros países como Estados Unidos y Panamá. Sus relatos, poesías y textos de no ficción han aparecido en diversas publicaciones y la han hecho acreedora de premios tanto de poesía como de ficción breve. Y yo la descubrí gracias a uno de estos premios.

El Italo Calvino Prize es un galardón convocado anualmente por la University de Louisville y concedido a obras de ficción que se caracterizan por hacer gala de esa fabulación experimental tan característica del escritor italiano. Entre los nombres de los finalistas de las diversas ediciones hay algunos que es muy posible que os suenen, como Sofia Samatar, Carmen Machado o E. Lily Yu. Y, en 2013, el premio recayó en el relato de Geetha que tengo el placer de presentar aquí.

Tal como decía, Las cartas de los Mongergi (The Mongerji Letters) ganó la edición de 2013 del Italo Calvino Prize, en un año en que la decisión estuvo en manos de todo un maestro del relato breve, el norteamericano Tobias Wolff, que lo escogió porque, según sus propias palabras, a Calvino le hubiese encantado su alcance imaginativo, a un mismo tiempo juguetón y serio; y porque es un himno a la imaginación y un estremecimiento atemorizado ante las fuerzas mundanas que amenazan con arrollarla y destruirla. En 2014, el cuento apareció en Orion Magazine, publicación sobre ecología y naturaleza, y asimismo se reimprimió en la revista literaria Salt Hill. Posteriormente también sería incluido en la entrega de 2016 de la serie de antologías anuales The O. Henry Prize Stories, que recogen los mejores relatos publicados en inglés en revistas literarias.

Espero que disfrutéis con esta nueva entrega del Especial Calvino que ya enfila su recta final. Y, por supuesto, muchísimas gracias a Geetha por todas sus aclaraciones y por permitirme compartir este cuento con todos vosotros. Por cierto, Geetha se defiende perfectamente en español, así que en esta ocasión me limitaré a decir, ¡muchísimas gracias por tu delicioso relato, Geetha!

                       Descargar Las cartas de los Mongergi DOC
                                Descargar Las cartas de los Mongergi PDF

Las cartas de los Mongergi

Geetha Iyer

Desde la caída de una de las últimas dinastías de la era común y del subsiguiente fin de la propia era, los historiadores han tratado de localizar a descendientes tanto de la familia Mongergi como de los escribas que, a su servicio, recogían muestras de flora y fauna por todo el mundo. El único testimonio descubierto hasta el momento son las cartas que se transcriben a continuación. Los autores de estas misivas son el señor Mongergi, su esposa, Kavita, y dos de los tres hijos de la familia; todas van dirigidas a un tal señor Chappalwala, que se cree fue el último de los escribas de los Mongergi. Los archivistas continúan buscando la otra mitad de la correspondencia, la escrita por el señor Chappalwala.

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

7 de septiembre de —18

Mi joven señor Chappalwala:

En esta ocasión desearía que la prolongada correspondencia entre nuestras dos familias consistiese más bien en transacciones cara a cara. Su carta comunicándome el fallecimiento del señor Chappalwala ha supuesto un fuerte golpe para todos nosotros. Mi señora no ha dicho ni diez palabras, y hasta los niños están alicaídos, afectados por la profunda pena de sus padres. Incluso ahora se me hace cuesta arriba escribiros, acusar recibo de esta entrega y tratar de nuestras prolongadas relaciones comerciales.

No obstante lo cual, el oso polar que ha introducido en el sobre interior apunta a que está interesado en continuar con el negocio familiar. Ese primer estallido de dientes y burbujas de aire cuando la criatura me lanzó un mordisco a la cara… ¡qué estilo! Ese día aprendí a nadar a espalda… Nos llevó una semana achicar el agua del océano Ártico del salón y volverla a introducir en el sobre.

Doy gracias porque nuestro pequeño de tres años estaba en el cuarto de los niños cuando liberé su captura, lo que le permitió ahorrarse su primer chapuzón. Mientras tanto, la mediana estaba hasta tal extremo cautivada por su envío que se puso una escafandra y se zambulló en el agua. Se quedó allí sin salir durante horas. Ya empezábamos a pensar si la habríamos perdido, pero a la postre, cuando el salón ya estaba casi seco, mi señora tuvo el inspirado impulso de buscar en el interior de la vasija funeraria del rincón. Vertimos los últimos restos de océano en el sobre ya a punto de reventar y agarramos a nuestra hija por los tobillos cuando intentó colarse a continuación.

Mi señora sigue contrariada. Una vez pasada la impresión inicial me dijo, «Me encantaría tener ahora mismo frente a mí a ese joven», aunque no estoy seguro de si quería reprenderle por ese espécimen tan impetuoso que ha capturado o expresarle sus condolencias. No dejaba de abrazar a nuestro hijo mayor, así que tal vez se tratase de esto último. Tal como quizás ya sepa, será él quien herede la colección Mongergi y quien un día me releve en esta nuestra correspondencia. A él no le gustó el oso (me da la impresión de que tal vez lo asustara), pero también creo que aprenderá a apreciar el gusto de usted tal y como yo aprendí a apreciar el de su padre.

[No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Especial Italo Calvino, Fantasía, Relatos, Relatos especial Italo Calvino | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Resultados tercera encuesta anual de Cuentos para Algernon

Tras haber publicado el tercero de los cuentos que se ha ganado un lugar en este blog como consecuencia directa de los resultados de la tercera encuesta anual, creo que es un buen momento para dar a conocer los primeros clasificados en la misma. Como en años anteriores, voy a limitarme a los cuatro autores y relatos más votados.

Relato favorito (125 votos):

1º: La llave del gabinete de la noche, de Jeff Noon y Ulder, de Vajra Chandrasekera (ex aequo)

3º: Re: Re: Re: Re: Re: El microondas de la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido del espacio-tiempo, de Charles Yu

4º: Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo humano, de James Alan Gardner

Autor del que más os apetecía leer otro relato (133 votos):

1º: Tim Pratt

2º: Vajra Chandrasekera

3º: Mike Resnick

4º: Alastair Reynolds

Tal como ya habéis podido comprobar, tras estos resultados hemos vuelto a tener en Cuentos para Algernon relatos de Jeff Noon (No Res), Vajra Chandrasekera (El umbral y el dique) y Tim Pratt (Pequeños dioses), así que por mi parte considero que he cumplido. Gracias a todos los que participasteis en la encuesta y, por supuesto, mi muy especial agradecimiento a Jeff, Vajra y Tim, por cederme sus nuevos relatos para celebrar su triunfo.

Publicado en Encuestas, Varios | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario