Un mensaje sobre los mensajes, de Ursula K. Le Guin

Ursula K. Le Guin no debería necesitar presentación en este blog. Es posiblemente la escritora más importante del género: autora de una veintena de novelas, docenas de relatos y seis volúmenes de poesía; ganadora de todos los grandes premios relacionados con la ciencia ficción y la fantasía, y de unos cuantos ajenos a estos géneros; y, para mí, en cierta manera, compañera de profesión, porque también es traductora, y suya es, por ejemplo, la traducción al inglés de Kalpa Imperial, de la argentina Angélica Gorodischer, autora que tampoco debería necesitar presentación aquí.

Foto de Jack Liu

Además de todo lo anterior, Ursula es una de las principales culpables de que muchos de nosotros nos aficionáramos a la literatura fantástica, gracias a sus obras juveniles, entre las que destaca su célebre ciclo de Terramar. Por eso, cuando leyendo Wonderbook, de Jeff VanderMeer, me crucé con «Un mensaje sobre los mensajes» (A Message About Messages), me llamó bastante la atención porque, por los recuerdos que tengo de mi lectura hace ya muchos años del citado ciclo, me temo que en mi caso lo que saqué del mismo no fue un mensaje, sino un montón de horas de diversión, inmersa en un apasionante mundo lleno de personajes interesantes, aventuras y fantasía. Que es justo lo que andaba buscando.

Aunque este blog esté dedicado principalmente a la traducción y publicación de relatos, espero que «Un mensaje sobre los mensajes» os resulte tan interesante como cualquiera de los cuentos que han aparecido en él. Si es así y os manejáis con el inglés, os animaría a que os pasarais por la página web de Ursula, ya que en ella podéis encontrar poesías, reseñas de obras literarias, consejos para los que escribís, fragmentos de sus novelas y mucho más material interesante. Y, si ese no es vuestro caso, podéis visitar el sitio web Las doce moradas del viento, en nuestro idioma y dedicado íntegramente a esta autora. Por cierto, por motivos ajenos a mí, este texto no va a estar disponible para su descarga en ninguno de los formatos habituales, así que me temo que vais a tener que leerlo aquí en lugar de en el e-book. Dado que es bastante breve no creo que os suponga mayor problema.

Y ya por último, quiero expresar mi agradecimiento a la agencia Curtis Brown, LTD, por las gestiones realizadas y por darme su autorización para tener este texto hoy aquí. Pero sobre todo vaya mi enorme agradecimiento para Ursula K. Le Guin, por permitirme traducir y publicar «Un mensaje sobre los mensajes», e incluso todavía más por escribir todas esas obras que a muchos de nosotros tan buenas horas nos han hecho pasar.

Un mensaje sobre los mensajes

Ursula K. Le Guin

Hace un tiempo tomé buena nota de lo siguiente: «Siempre que me digan que “los chavales quieren este tipo de libro” o “los chavales necesitan este tipo de obra”, voy a sonreír educadamente y hacer oídos sordos. Yo soy escritora, no una mera proveedora, que de estas ya las hay a montones. Porque además lo que los chavales desean y necesitan más apremiantemente es lo que ellos y nosotros no sabemos que desean ni creemos que necesiten, y eso es algo que solo los escritores les pueden brindar».

Es habitual que mi ficción, sobre todo la dirigida a niños y jóvenes, sea reseñada como si la motivación de su existencia fuera el transmitir un provechoso sermoncillo (cosas por el estilo de, «Crecer es duro, pero tú conseguirás abrirte camino»). ¿Alguna vez se les pasa por la cabeza a esos críticos que la esencia de la historia podría residir en el propio lenguaje, en el fluir de la narración al ser leída, en una inexpresable sensación de descubrimiento, en lugar de en un apañado consejo?

Los lectores, tanto niños como adultos, me preguntan por «el mensaje» de esta o aquella historia, y a mí me gustaría decirles, «Tu pregunta no está expresada pertinentemente». [No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Otros textos, Popurrí de textos | Etiquetado , , , , | 4 comentarios

¡Menudas cosas hace la gente!, de Robert Sheckley – Especial Humor, y VIII

Robert Sheckley es uno de los grandes del género fantástico y de la literatura breve humorística en general. Empezó a publicar de manera profesional a principios de los años cincuenta y siguió haciéndolo hasta su fallecimiento en 2005. Fue un escritor prolífico, autor de varias novelas y de multitud de relatos que aparecieron tanto en publicaciones especializadas como generalistas. Y, en mi opinión, si ha conseguido situarse entre los maestros del género ha sido gracias a estos últimos, gracias esos cuentos originales, irónicos e inteligentes, que afortunadamente para nosotros se cuentan por docenas. Así que este Especial Humor, que cuando presenté hace aproximadamente un año dije que era mi particular homenaje a Robert Sheckley y Fredric Brown, difícilmente podría tener un broche de oro mejor que esta octava entrega con la que se cierra: nada más y nada menos que un relato del propio Sheckley.

¡Menudas cosas hace la gente! (Is that what people do?) se publicó por primera vez en 1978, dentro de la antología Anticipations, editada por Christopher Priest. Posteriormente ha sido reeditado en numerosas ocasiones, la última en 2012, en Store of the Worlds: The Stories of Robert Sheckley, una antología que recoge los que son sus mejores cuentos a juicio de Jonathan Lethem y Alex Abramovich. También ha sido traducido a varios idiomas, pero hasta ahora estaba inédito en español.

No quiero terminar esta breve introducción sin el habitual apartado de agradecimientos. En primer lugar, a las agencias Donald Maass Literary Agency e International Editors’ Co. En segundo, a Mike Resnick, porque de no haber sido por su amabilidad y por su ayuda creo que este cuento de su amigo Bob no estaría aquí. Y, en último, pero muy especialmente, a Gail Sheckley, sin cuya autorización hoy no podría compartir con todos vosotros este estupendo relato. Thanks, Mike! And thanks a million, Gail! It’s such an honor to have this story here…

Espero que lo disfrutéis y ojalá muy pronto alguien se anime a traducir y publicar todos esos excelentes relatos de este gran maestro que nunca han visto la luz por aquí. Así que (redoble de tambores)… con todos vosotros, ¡Menudas cosas hace la gente!, de Robert Sheckley.

ACTUALIZACION I: Ya podéis pasaros por aquí para descargar los formatos para ebook (EPUB, FB2 y MOBI) del relato. Gracias de nuevo a Jean y Johan por su amable colaboración.

      Descargar Menudas cosas hace la gente DOC
Descargar Menudas cosas hace la gente PDF

¡Menudas cosas hace la gente!

Robert Sheckley

Eddie Quintero había comprado los prismáticos en Hammerman, la tienda de excedentes del ejército que había en el centro comercial All Nations Outlet («Productos de primerísima calidad, pago solo en efectivo, no se admiten devoluciones»). Hacía tiempo que quería tener un buen par de prismáticos, porque con ellos confiaba en ver cosas que de otro modo nunca podría ver. Y, en concreto, confiaba en ver cómo se desnudaban las chicas del Chauvin Arms, el edificio situado enfrente de la habitación de alquiler amueblada donde vivía.

Sin embargo, esa no era la única razón. Aunque ni él mismo fuera consciente de ello, Eddie iba a la caza de ese momento de iluminación, de atención plena, que acompaña al instante en que un minúsculo fragmento del mundo queda repentinamente encuadrado y expuesto permitiendo que ese ojo de mirada amplificada y extendida encuentre la novedad y el dramatismo en lo que antes era el tedioso mundo de todos los días. [No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Especial Humor, Fantasía, Fantasía cotidiana, Relatos, Relatos especial humor | Etiquetado , , , , , , , , | 6 comentarios

Puente Silencioso, Cascada Pálida, de Benjanun Sriduangkaew

Benjanun Sriduangkaew es una autora tailandesa de ciencia ficción y fantasía cuyo nombre empezó a sonar fuertemente cuando tras publicar un puñado de excelentes relatos en diversas revistas y antologías fue nominada al Campbell Award en 2014. Fue también ese mismo año cuando apareció su primera novela corta, Scale Bright, una obra de fantasía contemporánea con numerosas referencias a la cultura y mitología oriental que fue nominada al premio British SF Awards. Sin embargo, gran parte de sus cuentos pertenecen claramente al género de la ciencia ficción y transcurren en un universo space opera al que la autora ha de nominado «La Hegemonía». Todas esas historias pueden leerse de manera independiente entre sí, aunque se puedan encontrar vínculos entre algunas de ellas y personajes que aparecen en más de una. Si queréis saber un poco más sobre Benjanun, podéis leer la entrevista en español publicada en Sense of Wonder, que además la incluyó en su lista de 20 autores de relatos de ciencia ficción que todo el mundo debería estar leyendo (al igual que la citada lista, que con toda justicia ha obtenido una nominación a los Ignotus 2015 en la categoría de Mejor Artículo)

Puente Silencioso, Cascada Pálida (Silent Bridge, Pale Cascade) fue publicado por primera vez en el número de diciembre de 2013 de la revista Clarkesworld, y posteriormente se incluyó en la antología Space Opera, editada por Richard Horton (Prime Books, 2014). Se trata de un relato de ciencia ficción perteneciente al ciclo de La Hegemonía, y el primero de esta autora que se traduce al español.

Y ya por último, tan solo me queda agradecerle a Benjanun su amabilidad por haberme cedido este estupendo cuento y por la paciencia que ha tenido conmigo a la hora de aclararme todas mis dudas relacionadas con la traducción del mismo, que os aseguro que han sido bastantes. Thanks a million, Benjanun!

ACTUALIZACION I: Ya tenéis a vuestra disposición aquí los formatos para ebook (EPUB, FB2 y MOBI) de este cuento. Muchísimas gracias una vez más a Jean y Johan.

          Descargar Puente Silencioso, Cascada Pálida DOC
    Descargar Puente Silencioso, Cascada Pálida PDF

Puente Silencioso, Cascada Pálida

Benjanun Sriduangkaew

El cuchillo de su conciencia despojándola de la muerte capa a capa: así es como se despierta.

Ella es la general Lunha de Puente Silencioso, que como hombre luchó en una guerra que acabó en tablas, y ganó cinco más como mujer contra adversarios que capitaneaban soles en miniatura.

El conocimiento se reorganiza pieza a pieza en los músculos de su memoria que se van recuperando, en el fiador del arma que dispara sus pensamientos mientras abre los ojos a un mundo de arriates de lirios araña que pugnan, a un cielo de fractales de cristal. Está armada: un acero orquídea en una cadera, una pistola de ráfagas en la otra. Está blindada: un yelmo de escarabajos negros en la cabeza, un revestimiento de quitina ambarina en extremidades y torso. No tiene una cama ni un ataúd que la encierre. Recobra la conciencia de pie, relajada pero alerta. Que es como siempre estuvo.

La hierba crepita y sisea. Lunha desenfunda el acero, sus pétalos desplegando bocas con filo, y reconoce el arma como propia. Todos los generales las tienen: un bestiario de aceros y un cúmulo de armas de fuego, afiladas por el uso y lubricadas hasta refulgir. Ella mantenía una colección más reducida que la mayoría; esta era un arma que siempre llevaba consigo. [No se vayan todavía, aún hay más…]

Publicado en Ciencia Ficción, Relatos, Space Opera | Etiquetado , , , , , , | 5 comentarios

¡Cuentos para Algernon finalista por partida doble en los premios Ignotus 2015!

Hoy se han dado a conocer los nominados a los premios Ignotus 2015 que convoca y concede la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, y por tercera vez nos hemos llevado la alegría de ver que este blog es uno de los nominados en la categoría de Mejor Sitio Web, que el año pasado tuvimos el gran honor de ganar ex aequo con La Tercera Fundación. Y de nuevo la compañía es inmejorable: Donde acaba el infinito, Fantífica, La Tercera Fundación, Literatura Fantástica y Sense of Wonder. Vaya nuestra enhorabuena para todos ellos.

Y la alegría es doble, ya que nuestra antología Cuentos para Algernon: Año II, que recopila la gran mayoría de los relatos publicados durante el segundo año de vida del blog, se encuentra también entre los finalistas en la categoría de Mejor Antología. Enhorabuena también para nuestros compañeros de esta categoría, aunque en este caso me gustaría destacar especialmente a dos de ellos: Terra Nova 3, con un relato de Ken Liu, y sobre todo El ciclo de Xuya, de Aliette de Bodard (que además incluye el cuento Caída de una mariposa al amanecer, publicado originalmente en este blog).

Y, aunque también me gustaría aprovechar para felicitar a todos los demás nominados en el resto de categorías y desear mucha suerte a todos ellos, quiero destacar dos nominaciones que me alegran especialmente, ambas en la categoría de Mejor Relato Extranjero: Mono no Aware, de Ken Liu, y En una estación roja, a la deriva, de Aliette de Bodard, dos excelentes obras de dos de los autores de este blog.

Una vez más muchísimas gracias a todos los que nos habéis votado o apoyado de cualquier modo, y muy especialmente a Johansolo y Jean Mallart. Ya sé que hay quien dice que los premios no tienen importancia, pero al menos en mi caso estas nominaciones me hacen una ilusión enorme y me hacen pensar que todo el esfuerzo invertido a lo largo de estos dos años y medio en este proyecto tiene un sentido. Confío en que ayuden a dar una mayor visibilidad al blog y a los autores cuyos cuentos se han publicado en el mismo, que de eso se trata a fin de cuentas.

Y, sobre todo, infinitas gracias a todos aquellos autores que han cedido sus cuentos de manera altruista para que yo los haya podido compartir con todos vosotros. Si este blog existe y está entre los nominados en ambas categorías, es sobre todo gracias a su generosidad y a sus maravillosos relatos. So, thanks a trillion to Mary Robinette, Zen, Robert, Tom, Tim, Matthew, K. J., Rachel, Jeff, Terrence, Ken, Oliver, Anatoly, Dan, Alastair and Avram!

Publicado en Autobombo, Varios | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 17 comentarios